Prédicas

El timón de tu vida - Andrés Castro

"No es que Dios este en línea con mis palabras, si no que yo y mis palabras estemos alineados con Dios"

Al estar en línea con Dios, nuestras palabras tendrán un propósito divino, un propósito más allá de lo que podamos imaginar.